Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Miércoles 19 de Diciembre de 2018

Alerta

Aguascalientes
10°
C
Soleado
clima
10°C Soleado
Aguascalientes
10°
C
Soleado
clima
10°C Soleado
Miércoles 19 de Diciembre de 2018
MUNDO | 15/11/2018 05:40

Camboya aguarda la sentencia contra la cúpula del Jemer Rojo

Una turista observa las calaveras de varias víctimas fallecidas bajo el régimen de los jemeres rojos expuestos en el Centro del Genocidio Choeung Ek, a las afueras d ePhnom Penh (Camboya) 15 de noviembre de 2018. EFE
Una turista observa las calaveras de varias víctimas fallecidas bajo el régimen de los jemeres rojos expuestos en el Centro del Genocidio Choeung Ek, a las afueras d ePhnom Penh (Camboya) 15 de noviembre de 2018. EFE (Foto:EFE )
Phnom Penh, 15 nov (EFE).- Camboya aguarda la sentencia que el tribunal internacional emitirá mañana contra los dos últimos dirigentes vivos del Jemer Rojo, acusados de genocidio y crímenes contra la humanidad por la muerte de 1,7 millones de personas entre 1975 y 1979. Los acusados son el ex "número dos" e ideólogo de la organización comunista, Nuon Chea, de 92 años, y el antiguo jefe de Estado de ese régimen, Khieu Samphan, de 87. Se espera que ambos comparezcan mañana en Phnom Penh ante los jueces para escuchar la sentencia de la segunda y principal parte de la causa en su contra, según dijo hoy en rueda de prensa el portavoz del tribunal, Neth Pheaktra. La fiscalía pidió en junio la cadena perpetua para los dos exdirigentes al término de esta fase del juicio centrada en el genocidio contra la minoría musulmana cham y la población vietnamita, las purgas por razones políticas y la política de matrimonios forzados, entre otros. Los jueces deberán decidir si quedó probado "más allá de dudas razonables" la responsabilidad o intencionalidad de los acusados para aceptar los cargos de genocidio que la defensa rechazó antes de que el caso quedara visto para sentencia. En esa última vista Khieu Samphan negó haber formado parte de un plan para cometer los crímenes de que se le acusa, y atribuyó la dureza de las condiciones de vida bajo el régimen a los cinco años previos de guerra civil y a los bombardeos de Estados Unidos. Mientras, la defensa de Nuon Chea dijo que este aceptaba su "responsabilidad moral" pero calificó el juicio de "farsa", y denunció la "narrativa maniquea" impuesta por el tribunal y la falta de pruebas de la fiscalía para implicar a su cliente. "El caso 002 afirma la supremacía de la justicia al proporcionar un cierre adecuado a ese horrible capítulo de la historia de Camboya, pese a las heridas profundas", dijo el director del Centro de Documentación de Camboya y superviviente del régimen, Youk Chhang, en una carta. Hasta 185 testimonios declararon en esta fase del juicio que comenzó en octubre de 2014 y siguió a una primera en la que el tribunal auspiciado por la ONU ya condenó a los dos acusados a prisión de por vida por la evacuación forzosa de zonas urbanas y ejecuciones de adversarios en la guerra civil. Las Cámaras Extraordinarias de las Cortes de Camboya, nombre oficial del tribunal, decidió segregar la causa contra los líderes del Jemer Rojo debido a su complejidad y el temor de que los acusados, de edad avanzada y salud frágil, murieran antes que se dictara sentencia. El juicio comenzó en 2011 con dos acusados más, el exministro de Asuntos Exteriores, Ieng Sary, y su esposa y exministra de Asuntos Sociales, Ieng Thirith, que fallecieron en 2013 y 2015, respectivamente. El jefe del Jemer Rojo, Pol Pot, murió en 1998 en el último bastión de la guerrilla maoísta en la selva del norte de Camboya, prisionero de sus propios correligionarios. El tribunal emitió su primera sentencia en julio de 2010 contra Kaing Guek Eav, alias "Duch", a quien le impuso una condena de 35 años, elevada en apelación a cadena perpetua por su responsabilidad en la tortura y muerte de más de 12.000 personas en la prisión S-21. El tribunal trabaja en dos casos más contra cuatro cargos intermedios pese a la oposición de jueces y fiscales camboyanos del tribunal y la obstrucción del gobierno, en cuyas filas hay varios ex jemer rojo, incluido el primer ministro Hun Sen, quien se opuso a la apertura de nuevas causas. Unos 1,7 millones de personas perdieron la vida entre 1975 y 1979 durante el régimen del Jemer Rojo a causa de trabajos forzados, enfermedad, hambruna y purgas políticas.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube