Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Lunes 10 de Diciembre de 2018

Alerta

Aguascalientes
18°
C
Despejado
clima
18°C Despejado
Aguascalientes
18°
C
Despejado
clima
18°C Despejado
Lunes 10 de Diciembre de 2018
MUNDO | 25/09/2018 12:40

Comandante dice que la intervención militar en Río ha conseguido sus objetivos

El general del Ejército brasileño Walter Souza Braga Netto. EFE/Archivo
El general del Ejército brasileño Walter Souza Braga Netto. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Río de Janeiro, 25 sep (EFE).- La intervención militar en la seguridad de Río de Janeiro decretada hace seis meses por el Gobierno para reducir la criminalidad en el estado más emblemático de Brasil ha logrado sus principales objetivos, afirmó hoy el oficial del Ejército responsable por la operación. "La intervención está alcanzando todos los objetivos propuestos", afirmó el general Walter Souza Braga Netto, jefe del Comando Militar del Este del Ejército e interventor federal en la seguridad de Río, en un foro académico en el que hizo una evaluación del proceso. Braga Netto aseguró que las estadísticas de septiembre ya permiten percibir una reducción de los altos índices de criminalidad que asustaban a Río de Janeiro pero aclaró que este no era el objetivo principal de la intervención. "La meta principal es reorganizar las fuerzas de seguridad pública de Río de Janeiro y dotarlas con los recursos humanos y materiales que necesitan para garantizar la seguridad, y eso lo estamos consiguiendo", aseguró. Explicó que, tras seis meses y pese a las trabas burocráticas que tan sólo le permitieron asumir realmente la situación en julio, ya fueron invertidos 1.200 millones de reales (unos 292,7 millones de dólares) en cursos de formación y en materiales para equipar las fuerzas de seguridad. Entre el material adquirido destacan 30.000 nuevas armas, un millón de municiones, 3.605 vehículos policiales, 24.000 chalecos antibalas y 100 equipos de trabajo para la Policía Judicial. Agregó que, pese a que no es perceptible para la sociedad, lo más importante alcanzado hasta ahora es la formación y capacitación de los policías y la creación de una nueva mentalidad entre los agentes de los organismos de seguridad. "Lo más importante es lo intangible, lo que hemos logrado con los cursos de formación y con la creación de un nuevo tipo de policías. Ese será el verdadero legado de la intervención", afirmó el oficial, quien aclaró que no está al mando de una intervención militar en sí sino de un proceso de reorganización de las fuerzas de seguridad para permitirles que recuperen su capacidad operativa. La intervención, que puso el control del orden público en Río de Janeiro bajo el mando del Ejército, fue decretada el 16 de febrero por el presidente brasileño, Michel Temer, para detener la ola de violencia que crecía en esta ciudad tras la organización de los Juegos Olímpicos de 2016. Esa violencia causó tan sólo el año pasado 6.731 homicidios, entre ellos más de 100 policías. Pero las organizaciones no gubernamentales que hacen un seguimiento a la intervención alegan que las propias estadísticas oficiales indican que la criminalidad ha aumentado desde que los militares asumieron el control del orden público en Río. Según el Observatorio de la Intervención, que agrupa a varias organizaciones de defensa de los derechos humanos, entre febrero y agosto de este año el número de tiroteos en Río saltó un 41 % frente al mismo período de 2017, hasta 5.712. Pese a que algunos indicadores criminales cayeron en agosto en comparación con el mismo mes del año pasado, como los homicidios dolosos (-10 %), los robos de vehículos (-15 %) y los robos de cargas (-20 %), otros crecieron en la misma comparación, especialmente el de civiles muertos en operaciones policiales, que saltó un 150 %, hasta 175 casos en agosto de este año. Braga Netto aclaró que las estadísticas son engañosas debido a que la intervención demoró algunas semanas para entrar en marcha y su primera operación en las calles tan sólo fue realizada en abril. Dijo igualmente que las estadísticas criminales de los últimos meses no se pueden comparar con las del año pasado, cuando la Policía Civil estaba en huelga y no recibía denuncias criminales. "Pero tenemos resultados", aclaró. El secretario de Seguridad Pública de Río, el general de división del Ejército Richard Nunes, que también participó en el foro, agregó que las estadísticas de septiembre dejarán claro que los índices de criminalidad ya comenzaron a bajar, incluyendo el de civiles muertos en operaciones policiales. "Encontramos un escenario (de seguridad) totalmente deteriorado, con todos los indicadores (de violencia) creciendo. La tendencia era que llegásemos a esta época de año con una situación totalmente fuera de control, pero conseguimos revertir esa tendencia", afirmó. "Los números provisionales de septiembre indican que alcanzamos todas las metas y que reducimos todos los índices de violencia", agregó.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube