Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Sábado 22 de Septiembre de 2018

Alerta

Aguascalientes
17°
C
Nublado
clima
17°C Nublado
Aguascalientes
17°
C
Nublado
clima
17°C Nublado
Sábado 22 de Septiembre de 2018
MUNDO | 16/05/2018 10:10

Juez brasileño que renunció a la CorteIDH dice que su exesposa se golpeaba sola

En la imagen, el jurista brasileño Roberto Caldas. EFE/Archivo
En la imagen, el jurista brasileño Roberto Caldas. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Brasilia, 16 may (EFE).- El jurista brasileño Roberto Caldas, que esta semana renunció a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) acusado de violencia doméstica, dijo al diario O Globo que su exesposa, quien lo denunció por maltratos, se golpeaba sola. "Ella se daba muchos golpes. Vivía con las piernas moradas, pues se golpeaba", declaró en una entrevista que publicó hoy el periódico carioca el magistrado, quien llegó a presidir la CorteIDH y dimitió después de ser denunciado por su exesposa, Michella Marys Pereira. Caldas admitió que tuvo discusiones "muy serias" con su exesposa, pero aseguró que ella se agredía a sí misma y hasta que "decía que precisaba tomar remedios para controlarse, porque se arañaba". En las últimas semanas, la prensa brasileña publicó grabaciones hechas por Pereira de varias conversaciones con su entonces marido, en las que se escuchan insultos y ofensas y hasta se insinúa alguna agresión física. Las acusaciones de Pereira fueron confirmadas en buena medida por personas que trabajaron con la pareja, como Amarildo Bezerra, quien fue mayordomo en la casa del juez y dijo haber presenciado algunas de las agresiones registradas en grabaciones y negadas por Caldas. Según dijo el jurista a O Globo, esas grabaciones sólo contienen sus "palabras agresivas", que son "realmente indebidas" y "duele escuchar", pero en las que sólo aparecen sus insultos y no los de ella. "Llama la atención que sólo adjuntó al proceso las discusiones en las que aparezco agrediendo en sentido verbal", pero "hay un gran recorte" en las grabaciones, dijo Caldas, quien insinuó que "alguien que graba a un marido durante seis años, alguna intención tiene". En su opinión, "había una intención de llegar a una separación con ventajas financieras", pese a que se habían casado en un régimen de separación de bienes "que ella no reconoce". Caldas incluso describió a quien fue su esposa durante trece años como una mujer violenta y dijo que una empleada doméstica que tenían en su casa llegó a afirmar que ella la golpeaba, aunque la denuncia insinúa que quien agredió a la mucama fue él. "Me exalté mucho", reconoció al recordar ese episodio, pero aún así insistió en que "nunca" llegó a la agresión física, aunque sí reconoció que "un día" llegó a "empujar" a su exesposa. Pereira también lo acusó de abusos sexuales, algo que para el magistrado "es el colmo", aunque se negó a "hacer consideraciones sobre eso, porque eso nunca ocurrió". Caldas se dijo "enredado en una gran mentira" y fue más allá, al asegurar que su exesposa "tenía precedentes de violencia", pues había sido imputada por "lanzar una olla de aceite caliente a un marido que tuvo antes y la denuncia fue aceptada, pero el caso prescribió". El magistrado desarrolló toda su carrera en las áreas de derechos humanos, laboral y de combate al trabajo esclavo, y fue miembro de la Comisión de Ética Pública de la Presidencia de Brasil entre 2006 y 2012, período en que también integró el Consejo de Transparencia y Combate a la Corrupción del Gobierno. En 2012, fue propuesto por Brasil como candidato a la CorteIDH y aceptado para el período 2013-2018. Entre 2016 y 2017 presidió ese mecanismo de la Organización de Estados Americanos (OEA), al que renunció esta semana a fin de ocuparse de su defensa.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube