Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Jueves 19 de Abril de 2018

Alerta

Aguascalientes
15°
C
Despejado
clima
15°C Despejado
Aguascalientes
15°
C
Despejado
clima
15°C Despejado
Jueves 19 de Abril de 2018
MUNDO | 14/04/2018 17:10

Los brasileños exigen justicia un mes después del asesinato de concejala

Activistas brasileños participan en un acto en honor a la concejala asesinada Marielle Franco hoy, sábado 14 de abril de 2018, al cumplirse el primer mes de su desaparición, en la avenida Paulista, en Sao Paulo (Brasil). EFE
Activistas brasileños participan en un acto en honor a la concejala asesinada Marielle Franco hoy, sábado 14 de abril de 2018, al cumplirse el primer mes de su desaparición, en la avenida Paulista, en Sao Paulo (Brasil). EFE (Foto:EFE )
Río de Janeiro, 14 abr (EFE).- Miles de personas tomaron hoy las calles de Río de Janeiro para exigir "justicia" y respuestas a los interrogantes que aún rondan el asesinato de la concejala Marielle Franco, al cumplirse un mes de un crimen que conmocionó a Brasil. Los actos en memoria de Franco y de su conductor Anderson Gomes, también asesinado en el mismo suceso, se realizaron en varias de las más importantes ciudades del país, pero fueron más multitudinarios en Río de Janeiro, donde la activista de derechos humanos hizo su vida política y había nacido hace 38 años. Franco, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), negra y activista de derechos humanos, fue tiroteada la noche del pasado 14 de marzo cuando transitaba en un vehículo por una calle del centro de la ciudad, tras haber participado en un acto político. Las investigaciones del hecho se desarrollan bajo estricto secreto judicial, pero muchas de las pistas que han sido ventiladas apuntan a que los autores pudieran ser integrantes de las llamadas "milicias", grupos parapoliciales que operan en muchas favelas de Río y disputan el control de esas barriadas con narcotraficantes. Las autoridades sí han confirmado que los casquillos de bala recogidos en el lugar de los hechos pertenecen a un lote adquirido por la Policía Federal en 2006, que luego habría sido distribuido entre varios estados, incluido Río de Janeiro. Franco, nacida y criada en Maré, una de las favelas más pobres de Río, era conocida por sus denuncias contra los excesos de la Policía y sus críticas a la intervención federal en la seguridad de esa ciudad decretada por el Gobierno, que puso el control de esa área en manos de los militares un mes antes de su muerte. Los actos en su memoria se realizaron desde las 06.00 hora local (09.00 GMT), pero se prolongaron durante todo el día hasta culminar con una misa oficiada en la iglesia de Nossa Senhora do Carmo da Antiga Sé, en pleno centro de Río de Janeiro y cercana al sitio donde fue asesinada. En todos los casos, fueron exhibidas numerosas pancartas, en las que se leían frases como "¿Quién mató a Marielle?" y sobre todo se pedía "justicia" frente a un crimen por el que todavía no hay un solo detenido. El asesinato de Franco tuvo una gran repercusión en el exterior y fue condenado en forma unánime por organismos de derechos humanos de todo el mundo. Este viernes, Amnistía Internacional renovó su exigencia a las autoridades brasileñas y las instó a "dar prioridad" a la resolución del caso. "La sociedad tiene que saber quién mató a Marielle y por qué. Cada día que este caso sigue sin resolverse se agravan el riesgo y la incertidumbre en torno a los defensores y defensoras de los derechos humanos", señaló Jurema Werneck, directora ejecutiva del capítulo brasileño de Amnistía Internacional.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube