Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Viernes 22 de Junio de 2018

Alerta

Aguascalientes
22°
C
Nublado
clima
22°C Nublado
Aguascalientes
22°
C
Nublado
clima
22°C Nublado
Viernes 22 de Junio de 2018
MUNDO | 13/03/2018 14:10

El embajador dominicano expresa solidaridad con España por el asesinato de un niño

Olivo Rodríguez Huerta, embajador de República Dominicana en Madrid, expresó su profunda consternación y solidaridad con España por el asesinato del niño Gabriel Cruz, hoy martes 13 de marzo 2018, en Santo Domingo (República Dominicana). EFE
Olivo Rodríguez Huerta, embajador de República Dominicana en Madrid, expresó su profunda consternación y solidaridad con España por el asesinato del niño Gabriel Cruz, hoy martes 13 de marzo 2018, en Santo Domingo (República Dominicana). EFE (Foto:EFE )
Santo Domingo, 13 mar (EFE).- El embajador de República Dominicana en Madrid, Olivo Rodríguez Huertas, expresó hoy su profunda consternación y solidaridad con España por el asesinato del niño Gabriel Cruz, cometido presuntamente por la pareja de su padre, Ana Julia Quezada, de origen dominicano, e hizo un llamado a la comunidad dominicana a la reflexión. En declaraciones a Efe, el embajador dominicano señaló que es tiempo de que la comunidad dominicana se siente a "pensar, a reflexionar, a llorar con la familia de Gabriel y con toda España". Este hecho no "refleja el verdadero sentimiento y el verdadero comportamiento de nuestra comunidad y, por eso, ese llamado que estemos en profunda reflexión y en profunda expresión de la solidaridad", añadió. El embajador informó que envió una carta a los padres de Gabriel en nombre del Gobierno dominicano y de toda la comunidad en la que se expresa su congoja y tristeza. También señaló que anoche conversó con el presidente dominicano, Danilo Medina, quien expresó su pesar y el inmenso dolor que siente ante este suceso. Rodríguez Huertas también resaltó el gesto de Patricia, la madre de Gabriel, de expresar en estos momentos de inmenso dolor palabras "de búsqueda de amor, de concordia y de que esto no se convierta en un instrumento de división ni de odio". El embajador señaló que al igual que Patricia ha hablado en un momento tan difícil "de amor, de la concordia, de evitar situaciones de racismo, de xenofobia", la comunidad dominicana debe estar con "humildad, en silencio respetuoso y de reflexión solidaria". El embajador recordó también que desde el primer momento que conoció la noticia la embajada de República Dominicana en España expresó en un comunicado su "profunda consternación y solidaridad ante el inmenso dolor de la familia de Gabriel y toda nuestra solidaridad con España y con la sociedad española a la que debemos tanto". El embajador dijo que el llamado permanente que hace a la comunidad dominicana es que sea "respetuosa con ese pueblo bondadoso español que nos ha abierto las puertas y nos acoge con todo cariño". En esta situación "debemos renovar esos lazos de afecto y de compromiso con la sociedad española que nos ha abierto la puertas." A los padres de Gabriel y a todos los españoles "les pedimos nuestras disculpas más profundas y les expresamos nuestro cariño, nuestra solidaridad, nuestro afecto y nuestra gratitud por España", dijo. El embajador dijo que se estima que la comunidad dominicana en España asciende a 170.000 personas, de las que más de 90.000 tienen la nacionalidad española, y apuntó que las comunidades más grandes están en Madrid, Barcelona y Valencia. Se trata de una comunidad que se ha ido desarrollando y si en un inicio se trató de mujeres que emigraron para trabajar en el servicio doméstico y cuidar enfermos y ancianos, ahora cuenta con académicos en centros universitarios, profesionales de la medicina, odontólogos y deportistas así como personas de origen dominicano que prestan sus servicios en las Fuerzas Armadas españolas, añadió. Consultado sobre si Ana Julia Quezada ha solicitado asistencia legal a la embajada dominicana, el diplomático dijo que en el caso de que no pueda contar con "asistencia legal pública" se ha instruido al consulado en Sevilla para que brinde asistencia. Quezada confesó hoy a las fuerzas de seguridad españolas que fue ella quien mató a Gabril de ocho años, que había desaparecido el 27 de febrero en una localidad del sureste de España. Quezada, de 44 años y que fue detenida el domingo pasado como presunta autora de la muerte, declaró durante casi dos horas en la Comandancia de la Guardia Civil de la ciudad de Almería.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube