Aguasdigital

aguasdigital.com

Nacional

Sábado 25 de Mayo de 2019

Actualidad

Aguascalientes
29°
C
Despejado
clima
29°C Despejado
Aguascalientes
29°
C
Despejado
clima
29°C Despejado
Sábado 25 de Mayo de 2019
NACIONAL | 25/04/2019 13:55

La terrible historia de la 'Hiena de Querétaro'

Claudia fue sentenciada a 30 años en prisión, proceso que enfrentó en el penal de Querétaro.
Claudia fue sentenciada a 30 años en prisión, proceso que enfrentó en el penal de Querétaro. (Foto:Aguasdigital )

México.- Un amor prohibido, un matrimonio fallido y un desequilibrio mental, fueron los detonantes de uno de los crímenes más escalofriantes de los que se tenga memoria. Hace 30 años, Claudia Mijangos asesinó a sus hijos, hoy está libre. 

La noche del 23 de abril de 1989 Claudia Mijangos llamó a una amiga  cercana para decirle que escuchaba y veía ángeles y demonios que le hablaban. Su amiga acudió la mañana siguiente a visitarla y se encontró con una escena que jamás olvidará: Las paredes de la casa de Mijangos marcadas con huellas de sangre y los cuerpos ensangrentados de tres menores acuchillados. En una habitación encontró a su amiga, dormida, con un cuchillo en la mano y cubierta de sangre. 

Claudia era una mujer normal, casada y con tres hijos, sin embargo, se enamoró de un sacerdote, quien al no poder corresponderle, la abandonó y le rompió el corazón.

Luego del incidente, la mujer jamás volvió a ser la misma. Se divorció de su pareja y comenzó a tener "visiones".

Amigos cercanos aseguran que Claudia siempre fue cariñosa con sus hijos, muy amable con la gente, pero luego del incidente con el padre, cambió radicalmente, se volvió violenta. 

La noche del 23 de abril, Alfredo, su expareja había llevado a sus hijos a un evento de la escuela, luego los dejó en casa de Claudia, donde tuvieron una discusión muy fuerte, supuestamente por el romance extramarital que ella sostenía.

A la mañana siguiente la casa se encontraba bañada de sangre, un episodio psicótico de Claudia desencadenó un terrible baño de sangre, con sus tres hijos como víctimas.

Claudia fue sentenciada a 30 años en prisión, proceso que enfrentó en el penal de Querétaro para posteriormente ser recluida en el anexo psiquiátrico del Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan, al sur de la Ciudad de México. 

La sentencia fue la más alta que se pudo dictar en este tipo de casos. Hoy a sus 63 años, Claudia quedó libre bajo constante medicación, revisión y vigilancia, debido a su deteriorado estado de salud mental.

Redacción Web
Facebook Twitter Google Plus YouTube