Aguasdigital

aguasdigital.com

Nacional

Jueves 14 de Diciembre de 2017

Actualidad

Aguascalientes
°
C
clima
°C
Aguascalientes
°
C
clima
°C
Jueves 14 de Diciembre de 2017
NACIONAL | 07/12/2017 13:02

Un país sin educación está condenado al fracaso

Salud y Educación es un derecho para hacer posible la igualdad de oportunidades
Salud y Educación es un derecho para hacer posible la igualdad de oportunidades (Foto:Agencias )

Ciudad de México.- La salud y la educación son un derecho para hacer posible la igualdad de oportunidades, a través de un sistema basado en criterios de universalidad, equidad y financiación pública, sostuvo Carlos Olmos Tomasini, al presentar su trabajo para ingresar como miembro de número a la Academia Mexicana de Educación A. C., titulado “Educación para la Salud”, donde expresa que un país sin educación está condenado al rezago.
El ponente hizo una amplia exposición sobre estos temas que, dijo, tanto la salud como la educación han entrado en una subasta de los intereses financieros, y hoy existe una cultura deslegitimadora de las instituciones públicas en el ramo.
Lo anterior, y la falta de educación e información en los medios de comunicación acerca de enfoques sólidos respecto de la nutrición, así como la limitada disponibilidad y asequibilidad de los alimentos sanos contribuyen a agravar el problema. 
Pareciera, subrayó, que en México vamos en sentido opuesto a los lineamientos marcados a nivel global en lo que se refiere a la educación para la salud. Señaló como ejemplo que en los países en desarrollo con economías emergentes (clasificados por el Banco Mundial como países de ingresos bajos y medianos) la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera el 30%, en tanto que en nuestro país sigue siendo un problema a solucionar.
En el marco del Palacio de la Autonomía de la UNAM, Olmos Tomasini, afirmó que los niveles de acceso a la salud y a la educación alcanzados en el siglo XX, se van cancelando y muchos de los avances en educación, salud y en general de protección social, que en su momento los mexicanos pudimos presentar como conquistas sociales, van dejando  de ser un activo político. 
El reto, agregó, es que los recursos económicos que se destinan a estos rubros sean considerados como inversión colectiva y donde el sistema público debe sobresalir por su nivel de  cobertura y calidad en la prestación de sus servicios. “Lo que antes era una gran conquista en salud y educación, hoy es insuficiente frente a los nuevos problemas que enfrentamos”.
Alertó que en el clima económico marcado por el pesimismo, surge la tentación de privatizar los sistemas de educación y salud y ésta se está viendo alimentada por la mala calidad de los mismos, lo que provoca la crítica y la consiguiente falta de respaldo social de los ciudadanos hacia ellos.
La ponencia plantea que en las modificaciones legislativas realizadas en los últimos cinco años, dirigidas a la privatización y a la regulación por parte del mercado de amplias franjas de servicios públicos, se ha apoyado en los medios de comunicación y en aquéllos grupos de poder que resultaron favorecidos por los procesos de la llamadas “reformas estructurales”.
Pero – sostuvo --  no hay que olvidar que la salud es un estado dinámico que debe ser cultivado, protegido y fomentado en forma constante, elevando la calidad del ambiente en que se desarrollan los individuos y, por otra parte, a través de los conocimientos acerca de los riesgos en que se desarrollen. Lo ideal es iniciar este proceso desde temprana edad con una estrategia que incluya a docentes, padres de familia y los educandos.
Sin duda, explicó Carlos Olmos, una inadecuada educación para la salud los niños que hoy  tiene entre 1 y 5 años se mantendrán obesos durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta. Los niños obesos tienen más probabilidades de desarrollar una serie de problemas de salud en la edad adulta.
En nuestro país hemos cumplido con lo mínimo en los requerimientos de la “Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud” adoptada por la Asamblea Mundial de la Salud en 2004 que  pidió la adopción de medidas locales destinadas a mejorar las dietas e incrementar la actividad física.
El Plan de acción mundial contribuirá a realizar avances en nueve metas mundiales relativas a las enfermedades no transmisibles que deben alcanzarse no más tarde de 2025, incluida la detención de las tasas mundiales de obesidad de niños y adolescentes en edad escolar, y de adultos
La desnutrición, que afecta de un modo significativo a la región sur, y la obesidad, que lo hace en el norte, y estas dos se extienden a lo largo de todo el territorio mexicano, poniendo de manifiesto la necesidad de aumentar los esfuerzos en promover en nuestro sistema educativo una dieta saludable y equilibrada en todos los grupos de edad, con especial hincapié en niños, niñas y adolescentes.
Recordó los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2014, donde  indica que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad. Para los escolares, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad ascendió un promedio del 26% para ambos sexos, lo cual representa más de 4.1 millones de escolares conviviendo con este problema   
Recordó también que el 29 de abril de 2009 el mundo despertó con la noticia de que la influenza AH1N1  se convertía en pandemia por acuerdo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hoy Nuevos desafíos están presentes para los expertos en comunicación de riesgo,  si se asume como lo han señalado los epidemiólogos  que las nuevas cepas serán más mortales y resistentes; que es difícil predecir cuándo ocurrirá la nueva pandemia ya que "una vez iniciadas las pandemias de influenza, la historia ha demostrado que resultan ser incontenibles, concluyó.

 

CP
Facebook Twitter Google Plus YouTube