Aguasdigital

aguasdigital.com

Vida

Jueves 24 de Septiembre de 2020

Actualidad

Aguascalientes
26°
C
Despejado
clima
26°C Despejado
Aguascalientes
26°
C
Despejado
clima
26°C Despejado
Jueves 24 de Septiembre de 2020
VIDA | 05/08/2020 05:10

Modi pone la primera piedra de un polémico templo hindú sobre una antigua mezquita

EFE/EPA/PRABHAT KUMAR VERMA
EFE/EPA/PRABHAT KUMAR VERMA (Foto:EFE )
Nueva Delhi, 5 ago (EFE).- El primer ministro de la India, Narendra Modi, colocó este miércoles la primera piedra del polémico templo al dios hindú Ram en la ciudad norteña de Ayodhya, que se levantará sobre las ruinas de una antigua mezquita del siglo XVI arrasada por una horda de fanáticos hinduistas en 1992. "Al igual que nuestra lucha por la independencia, este día representa los muchos años de lucha por este templo de Ram y los sacrificios y esfuerzos realizados por esta causa", indicó Modi durante su intervención en la ceremonia de inauguración de las obras. "Todos los corazones están iluminados. Es un momento emocionante para todo el país (porque) una larga espera termina hoy. Un gran templo será construido para nuestro gran Ram, que ha estado viviendo en bajo una tienda muchos años", en referencia a la imagen del dios colocada en el lugar. El primer ministro escenificó el inicio de la construcción del templo colocando la primera piedra -un ladrillo de plata de 40 kilos-, y plantando un "pariyat", un árbol considerado divino por el hinduismo, en el recinto del templo, según mostraron las imágenes recogidas por la cadena de televisión nacional DD News. Durante su discurso, Modi también remarcó las "oportunidades" económicas que creará para la pequeña ciudad de Ayodhya la construcción del templo, ya que "vendrá gente de todas partes para ver a Ram", dijo. La ceremonia estuvo marcada por las fuertes medidas de seguridad, con unos 4.000 policías desplegados en la zona, y por las medidas de distancia social y protección necesarias para evitar la propagación del coronavirus entre las personalidades políticas y religiosas asistentes al acto, en el que tampoco se han permitido concentraciones de fieles y curiosos. La construcción del templo fue permitida en noviembre del año pasado por una decisión del Tribunal Supremo de la India, que resolvió así un contencioso por la titularidad del lugar entre las comunidades musulmana e hindú que duró casi siete décadas, y que los hindúes llevaron a cabo bajo la creencia de que en ese lugar nació Ram. En el mismo solar existió la mezquita de Babri, construida en el siglo XVI por el emperador mogol Babar y que fue destruida en 1992 por una turba de fanáticos hinduistas, tras una campaña liderada por el ahora gobernante Bharatiya Janata Party (BJP) de Modi. El derribo de la mezquita desembocó en importantes choques entre ambas comunidades religiosas en los que murieron cerca de 2.000 personas. El Tribunal Supremo obligó asimismo al estado de Uttar Pradesh, donde se sitúa Ayodhya, a ceder un terreno alternativo en la misma localidad para que los musulmanes pudieran levantar otra mezquita. El día elegido para esta ceremonia por el mandatario indio, criticado por la oposición y grupos sociales por impulsar políticas contra la comunidad musulmana, que representa cerca del 14 % de los 1.300 millones de habitantes de la India, coincide con el primer aniversario de su decisión de suprimir la autonomía de Cachemira, único estado de mayoría musulmana. Precisamente, para evitar manifestaciones en esa región -actualmente dividida en dos territorios controlados directamente por Nueva Delhi- el Gobierno decretó el martes un estricto toque de queda que durará hasta la media noche de este miércoles, a la vez que aumentó la presencia policial y militar en la región.
EFE
Facebook Twitter YouTube