Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Martes 11 de Agosto de 2020

Actualidad

Aguascalientes
25°
C
Parcialmente Nublado
clima
25°C Parcialmente Nublado
Aguascalientes
25°
C
Parcialmente Nublado
clima
25°C Parcialmente Nublado
Martes 11 de Agosto de 2020
MUNDO | 10/07/2020 04:40

La AIE revisa al alza sus previsiones sobre la demanda de petróleo en 2020

El director general de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol. EFE/Zipi/Archivo
El director general de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol. EFE/Zipi/Archivo (Foto:EFE )
París, 10 jul (EFE).- La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó este viernes al alza sus previsiones sobre la demanda global de petróleo de este año, sobre todo porque el bajón constatado en el segundo trimestre es menor de lo esperado. Pero en su informe mensual sobre el mercado del petróleo publicado este viernes, la AIE pone el acento en que todas las predicciones están cubiertas por una sombra de incertidumbre a la vista del fuerte crecimiento de casos de coronavirus en algunas regiones, en particular en Norteamérica y Latinoamérica. Una mensaje de advertencia sobre el hecho de que la pandemia no está bajo control y de que hay riesgo de que se tengan que corregir a la baja las actuales proyecciones. Los autores del estudio calculan que el mercado mundial este año absorberá una media de 92,1 millones de barriles diarios de crudo, lo que supone 7,9 millones de barriles menos que en 2019 pero también 400.000 más de lo que habían estimado en junio. La principal razón es que en el segundo trimestre la demanda fue de 82,9 millones de barriles al día, con un hundimiento de 16,5 millones respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, que no obstante se quedó 1,5 millones por encima de las previsiones que se habían hecho hace solo un mes. Para la segunda mitad del año, la agencia anticipa un descenso interanual de 5,1 millones de barriles. Y para 2021, un incremento de 5,8 millones hasta 97,4 millones de barriles diarios. Es decir, que el año próximo se quedará todavía 2,6 millones de barriles diarios por debajo del nivel de 2019. Tres cuartas partes de esa diferencia se deberán al queroseno, el combustible de los aviones porque el tráfico aéreo seguirá muy reducido. Por el lado de la oferta, la producción bajó en junio en 13,7 millones de barriles. Hay dos grandes razones que lo explican, la primera que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios están cumpliendo con creces sus compromisos de recorte (al 108 %). Arabia Saudí ha disminuido sus bombeos en un millón de barriles diarios más de lo que se le exigía. Además, también están contribuyendo a los recortes otros países que no forman parte del grupo formado en torno a la OPEP y Rusia, y muy particularmente Canadá y Estados Unidos. En el caso de Estados Unidos, su producción disminuyó en casi un millón de barriles diarios en abril, respecto a la de marzo, y la AIE espera que se confirmen nuevas bajadas en mayo y junio. Las cosas deben empezar a cambiar en el segundo semestre tanto en Estados Unidos como en el cártel petrolero. Además, la producción de Libia a finales de año podría ser mucho más elevada de los 0,9 millones de barriles diarios actuales.
EFE
Facebook Twitter YouTube