Aguasdigital

aguasdigital.com

Vida

Lunes 13 de Julio de 2020

Actualidad

Aguascalientes
18°
C
Mayormente Nublado
clima
18°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
18°
C
Mayormente Nublado
clima
18°C Mayormente Nublado
Lunes 13 de Julio de 2020
VIDA | 01/06/2020 07:40

El Gran Bazar de Estambul, abierto de nuevo, tras 2 meses de cierre por el COVID-19

El Gran Bazar de Estambul, un histórico complejo comercial de 560 años de antigüedad, abrió este lunes sus puertas tras más de dos meses de cierre forzoso por la pandemia del coronavirus, con la esperanza de que pronto vuelvan los turistas, su principal fuente de ingresos. EFE/EPA/TOLGA BOZOGLU
El Gran Bazar de Estambul, un histórico complejo comercial de 560 años de antigüedad, abrió este lunes sus puertas tras más de dos meses de cierre forzoso por la pandemia del coronavirus, con la esperanza de que pronto vuelvan los turistas, su principal fuente de ingresos. EFE/EPA/TOLGA BOZOGLU (Foto:EFE )
Estambul, 1 jun (EFE).- El Gran Bazar de Estambul, un histórico complejo comercial de 560 años de antigüedad, abrió este lunes sus puertas tras más de dos meses de cierre forzoso por la pandemia del coronavirus, con la esperanza de que pronto vuelvan los turistas, su principal fuente de ingresos. El enorme complejo, compuesto por unas 60 callejuelas techadas y casi 4.000 negocios dedicados bien a la orfebrería, bien a los recuerdos turísticos, como cerámica, artesanía o moda, había sido cerrado el 23 de marzo pasado dentro de las medidas de reducir contactos sociales para evitar contagios. REAPERTURA ESPERANDO AL TURISMO Las autoridades municipales abrieron hoy de nuevo las puertas históricas tras una breve oración, y numerosos comerciantes acudieron a poner en orden sus escaparates, limpiar expositores y arreglar la mercancía. Pero todos saben que no habrá negocio hasta, al menos, el próximo día 10 de junio, cuando las aerolíneas turcas vuelven a volar al extranjero para traer a los visitantes. Solo los joyeros pueden esperar algo de movimiento, porque regalar oro es una obligación en Turquía cuando se acude a una boda. Sin embargo, la bajada general de ingresos durante la pandemia también ha reducido las ganas de gastar en fiestas y ha obligado a posponer enlaces matrimoniales. UN LUGAR HISTÓRICO En épocas normales, el Gran Bazar de Estambul recibía más de 200.000 visitantes al día, pero el cierre de fronteras hizo caer el turismo a cero, lo que ha dejado desierto el complejo comercial, cuyos ingresos provienen en un 80-90 % de los visitantes extranjeros. El complejo comercial fue creado por el sultán otomano Mehmet II en 1461, pocos años después de conquistar Constantinopla, como lugar libre de aranceles para atraer a comerciantes extranjeros, sobre todo genoveses y venecianos, en lo que pudo ser la primera 'zona franca' de la Historia. Ha conservado desde entonces este carácter de microcosmos, donde el negocio pasa de padres a hijos y que refleja, más que el resto de Turquía, el mosaico de minorías religiosas y étnicas típico de la sociedad otomana. MEJOR EN EL BAZAR QUE EN CASA "Dentro de dos semanas, cuando haya vuelos, empezaremos a vender. Ahora mismo solo cabe esperar", dice a Efe un empleado de una tienda de pañuelos de seda, que se identifica como Selim. No ha cobrado sueldo en estos meses pasados pero, aunque todavía no hay ingresos, prefiere volver a la tienda antes de seguir encerrado en casa. "En casa me aburro. Está toda la familia, y no paran de hablar todo el día. Mejor estar aquí, aunque no haya clientes", cuenta. No cree que haya mucho riesgo de contagio en el Bazar: "se han tomado todas las precauciones", asegura Selim, mientras se ajusta la mascarilla obligatoria. El pasado sábado, el complejo fue desinfectado a fondo cuando un equipo de empleados municipales, embutidos en trajes de protección blancos, recorrió las callejuelas con mangueras de agua, soluciones químicas, dispersores y utensilios de limpieza para preparar la ansiada reapertura. NUEVAS MEDIDAS DE SEGURIDAD En el arco de entrada, donde desde hace años un vigilante pasa un detector de metales por encima de la ropa de los visitantes, ahora un segundo funcionario acerca rápidamente una termómetro a la frente de quienes entran, para comprobar que no tienen fiebre. Las autoridades turcas esperan que gran parte de la vida económica turca se irá normalizando a partir de esta jornada. Los aeropuertos de Estambul funcionan desde hoy con normalidad, al retomarse los vuelos nacionales, levantarse las restricciones de viajar entre provincias, y volver al trabajo normal todos los empleados públicos. Sin embargo, los mayores de 65 años aún deben cumplir un toque de queda, excepto los domingos, mientras que los menores de 18 años solo pueden salir los miércoles y viernes. Con algo más de 4.500 fallecidos por COVID-19, Turquía y sus 80 millones de habitantes han superado la pandemia hasta ahora con un impacto menos fuerte del temido. Lara Villalón / Ilya U. Topper
EFE
Facebook Twitter YouTube