Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Viernes 15 de Noviembre de 2019

Actualidad

Aguascalientes
C
Parcialmente Nublado
clima
8°C Parcialmente Nublado
Aguascalientes
C
Parcialmente Nublado
clima
8°C Parcialmente Nublado
Viernes 15 de Noviembre de 2019
MUNDO | 19/10/2019 12:40

Salvini reúne a la derecha italiana y promete volver pronto al Gobierno

EFE/EPA/ALESSANDRO DI MEO
EFE/EPA/ALESSANDRO DI MEO (Foto:EFE )
Roma, 19 oct (EFE).- El líder ultraderechista italiano Matteo Salvini prometió hoy desalojar "pronto" al Gobierno del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la izquierda, en una demostración de fuerza en Roma junto al resto de partidos de la derecha. "Nosotros al Gobierno, estoy seguro, volveremos y será pronto y por la puerta principal", proclamó en la plaza de San Juan de Letrán de la capital, en la que se congregaron alrededor de 200.000 personas llegadas del todo el país, según los organizadores del acto. La acción de Salvini se produce dos meses después de que diera por rota la coalición de Gobierno con el M5S para exigir elecciones, algo que finalmente no ocurrió porque dicho partido acordó un nuevo Ejecutivo con el Partido Demócrata (PD) y Libres e Iguales (LEU). Y por eso hoy escenificó la unión de la derecha, congregando en el mismo escenario a los gobernadores de las regiones controladas por su alianza con el conservador Silvio Berlusconi y la líder de la ultraderechista Hermanos de Italia, Giornia Meloni, ambos presentes. La intención de Salvini era clara: ejercer una demostración de fuerza nada más y nada menos que en la plaza de San Juan de Letrán, tradicional territorio de la izquierda y de los sindicatos, y más de cara a las elecciones del próximo domingo en la región de Umbria (centro). Salvini salió sobre un escenario de sesenta metros, bajo el lema "Orgullo italiano: Una patria que amar y defender", y lo hizo por todo lo alto acompasado por el himno del "Nessun Dorma", en concreto con la letra triunfante de "All'alba vincerò" (Venceré al alba). Ante un público entregado, entre el que estaba la organización fascista CasaPound, presumió de su año como ministro del Interior, en el que "hubo puertos cerrados" en Italia para las embarcaciones que rescatan inmigrantes en el Mediterráneo. Y criticó con especial dureza el modelo actual de la Unión Europea (UE), llegando incluso a mandar un saludo "al pueblo catalán y al británico", sin dar más detalles, aunque en el pasado ha dado repetidas muestras de simpatía a la causa independentista. "Hablando de soberanía, quiero vivir en un país libre donde se gobierna sin esperar la llamada telefónica de (la canciller alemana Angela) Merkel o de (el presidente francés, Emmanuel) Macron. Italia para los italianos", clamó También criticó al club comunitario por las relaciones que mantiene con Turquía y denunció "el exterminio" del pueblo kurdo por parte de Ankara, que equiparó al genocidio armenio. "Simplemente es una locura pensar que Turquía pueda entrar en la Unión Europea. Nunca con Turquía, nunca con un régimen islámico", apuntó. Salvini volvió a expresar su desaprobación por el Gobierno alternativo que se formó después de que él mismo dinamitara su coalición con el Cinco Estrellas, pero advirtió: "La calma es la virtud de los fuertes". "Este será un periodo para pensar, meditar y analizar. Pueden escapar de las elecciones por un tiempo, pero no durante toda la vida", desafió, para después instar a sus seguidores a darle la victoria en las numerosas elecciones regionales que vendrán. Antes que él hablaron Meloni, con su siempre vehemente discurso sobre las raíces cristianas de Europa y sus denuncias de la presunta "islamización" del continente, y Berlusconi. El magnate de 83 años volvió a San Juan de Letrán para reivindicar la unidad de la derecha en unas eventuales elecciones: "Para vencer somos todos indispensables", proclamó desde el palco, consciente de que Salvini le desbancó en el liderazgo de la derecha. Todo para poner fin al Gobierno del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y varios partidos de centroizquierda, "el más de izquierdas de la historia de la República", lamentó. El líder conservador afirmó que esta coalición gubernamental es la de las "cinco izquierdas", entre las que citó a "la magistratura que persigue a los adversarios políticos", a la que dijo no temer tras sus 88 procesos y 3.672 vistas judiciales. Con esta demostración de fuera, el trío de Salvini, Berlusconi y Meloni quiso presumir de gestión en las once regiones que gobiernan y, sobre todo, dejar claro que la unidad es su fórmula del éxito. Entretanto el Gobierno del Cinco Estrellas y los partidos de izquierda sigue su curso, ahora enfrascado en la tramitación de los Presupuestos Generales para 2020, siempre pendiente de lo que hará el ex primer ministro socialdemócrata Matteo Renzi. El político florentino ha fundado una nueva formación, "Italia Viva", escindiéndose del Partido Demócrata, con la que por el momento apoya al Ejecutivo, aunque muchos en Italia se preguntan hasta cuándo. Gonzalo Sánchez
EFE
Facebook Twitter YouTube