Aguasdigital

aguasdigital.com

Vida

Viernes 20 de Septiembre de 2019

Actualidad

Aguascalientes
25°
C
Mayormente Nublado
clima
25°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
25°
C
Mayormente Nublado
clima
25°C Mayormente Nublado
Viernes 20 de Septiembre de 2019
VIDA | 19/05/2019 12:40

Albert Serra: "Me he autoinvestido privilegiado con la fuerza de mi voluntad"

Serra considera que la época actual es la mejor para crear porque precisamente es la que más libertades ofrece. EFE
Serra considera que la época actual es la mejor para crear porque precisamente es la que más libertades ofrece. EFE (Foto:EFE )
Cannes (Francia), 19 may (EFE).- Acostumbrado a provocar, aunque diga no buscar la provocación, el director español Albert Serra vuelve al punto de mira con "Liberté", última de una trayectoria en la que asegura haberse ganado los privilegios con la fuerza de su voluntad. "El privilegio ha sido ser yo mismo, arriesgar en todas las películas y hacer cine de autor sin ningún tipo de concesión", dijo en entrevista con EFE este domingo en el Festival de Cannes, donde su filme compite la sección oficial Una Cierta Mirada. "Liberté" son dos horas y doce minutos de metraje en los que un grupo de libertinos expulsados de la corte puritana Luis XVI buscan la ayuda de un duque alemán para llevar a cabo sus filias, que la cámara retrata sin filtros en una noche en un bosque. Su estreno este sábado fue tan aplaudido por muchos como incomprendido por algunos, que abandonaron la sala. "En Cannes esto es normal, no me sorprende", dijo el realizador, (Bañolas, 1975), que recalca que no busca provocar: "De la misma manera en que detesto a la gente que intenta satisfacer al público, para no ser hipócrita también tienes que detestar a quien le gusta molestar". En torno a su argumento han girado tres proyectos: "Liberté", obra de teatro mostrada en el teatro alemán Volksbühne Berlin; "Personalien", instalación en el Museo Reina Sofía de Madrid que compartía imágenes del filme, y esta última película. Más que explorar el placer, indaga en la arbitrariedad del deseo: "Tiene un fondo que no responde a una pulsión hacia lo único, a lo arbitrario, que no responde a una lógica ni psicológica, ni social, ni personal. En esta arbitrariedad hay algo de desestabilizador, profundamente inquietante". Esa arbitrariedad, añade, "lleva a la desesperación, crea una angustia, porque nada de nuestro mundo está pensado para satisfacer esto". Serra elige como telón de fondo el siglo XVIII y reconoce haber asumido riesgos en el concepto y puesta en escena. "El objetivo principal como cineasta es siempre crear imágenes inéditas, en el sentido amplio, con atmósferas que no se hayan visto nunca. (...) Yo nunca pienso en lo comercial. Ruedo muchas horas, y luego mi trabajo consiste en sacar todo el potencial objetivo, casi científico, a lo rodado". Con "Liberté" suma cuatro participaciones en Cannes: en 2006 presentó en la sección paralela Quincena de Realizadores "Honor de Caballería", dos años más tarde mostró ahí también "El cant dels ocells", y en 2016, dentro de las sesiones especiales del certamen, "La muerte de Luis XIV". "Creo que es la mejor plataforma para exhibir películas. No hay ningún otro sitio donde se reúna más cinefilia, más críticos, más gente realmente interesada en la evolución del cine contemporáneo". El propio festival, que celebra su 72 edición entre el 14 y el 25 de mayo, le ha tachado de "inclasificable": "Más que inclasificable, digamos que cada película supone un desafío, también un riesgo. Lo que sale nunca es producto de un cálculo o de una especulación, sino fruto de una cierta libertad". Serra considera que la época actual es la mejor para crear porque precisamente es la que más libertades ofrece. "Nunca la práctica artística había sido tan accesible. Hoy en día si haces una buena película es literalmente imposible que pase desapercibida, porque los programadores de estos festivales son gente entendida. Uno puede equivocarse, dos y tres también, pero no siete, porque son demasiado listos", sostiene. Y a pesar de esa coyuntura favorable, critica de la industria cinematográfica española su falta de riesgo y no apostar por la diversidad: "Hacer un solo tipo de cine, malo, además, sin ningún interés, evidentemente no va a cruzar ninguna frontera", lamentó. Por Marta Garde
EFE
Facebook Twitter YouTube