Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Miércoles 20 de Febrero de 2019

Actualidad

Aguascalientes
C
Despejado
clima
8°C Despejado
Aguascalientes
C
Despejado
clima
8°C Despejado
Miércoles 20 de Febrero de 2019
MUNDO | 11/02/2019 16:40

Los negociadores de la UE y el Reino Unido buscan desatascar el "brexit"

El primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel (d), y el negociador de la Unión Europea (UE) para el \
El primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel (d), y el negociador de la Unión Europea (UE) para el \"brexit\", Michel Barnier (i), durante una rueda de prensa tras su reunión, este lunes, en Luxemburgo. EFE/ Julien Warnand (Foto:EFE )
Bruselas, 11 feb (EFE).- El negociador jefe de la Unión Europea para el "brexit", Michel Barnier, y el ministro británico para la salida de la UE, Stephen Barclay, se reunieron hoy en un contexto de parálisis en el proceso de retirada, causada por el deseo de Londres de revisar la salvaguarda irlandesa, a lo que Bruselas se niega. El encuentro en Bruselas comenzó alrededor de las 20.00 hora local (19.00 GMT) y concluyó en torno a las 22.00 (21.00 GMT). A su salida de la reunión, Barnier aseguró que "está claro" desde el lado europeo que no se va a reabrir el acuerdo de retirada, que incluye la salvaguarda, pero que las conversaciones continuarán "en los próximos días". Fuentes comunitarias declararon a Efe que Barnier y Barclay trataron "la urgente necesidad" de encontrar una solución que respete la posición negociadora de la UE y logre el apoyo de "una fuerte mayoría" en la Cámara de los Comunes. Por la mañana desde Luxemburgo, Barnier ya confió en que su homólogo británico planteara en la reunión "alternativas" al acuerdo consensuado entre Londres y Bruselas que no ha logrado el respaldo del Parlamento británico. En una rueda de prensa tras un encuentro con el primer ministro del Gran Ducado, Xavier Bettel, Barnier dijo que él presentaría a Barclay la postura de los Veintisiete de que el acuerdo ya cerrado no puede reabrirse, frente a la posición mayoritaria de la Cámara de los Comunes, que instó a la "premier" británica, Theresa May, a volver a Bruselas a por nuevas concesiones en la negociación. "Voy a escuchar lo que el secretario de Estado nos tenga que decir sobre los arreglos alternativos que desea el Reino Unido", dijo Barnier, tras reiterar que el acuerdo ya cerrado sigue siendo "la mejor forma de asegurar una salida ordenada" de los británicos. El negociador europeo aseguró que en las conversaciones entre Londres y Bruselas no ha tenido "ánimo de revancha ni de castigo", y recordó que muchas de las circunstancias en las que se han desarrollado han sido elegidas por el Gobierno británico. "Dejarán la UE en la fecha que ellos han elegido, elegida por la propia Theresa May cuando nos envió el 29 de marzo de 2017 la carta de notificación para iniciar el proceso de negociación", insistió Barnier, quien recordó que el formato actual de la polémica salvaguardia irlandesa también "refleja las exigencias" de Londres. El político francés dijo que May les había transmitido la semana pasada que "sigue trabajando por un acuerdo para antes del 29 de marzo", la fecha prevista del "brexit", para la que queda "extremadamente poco tiempo". "Nuestro objetivo será intentar encontrar una solución que respete nuestros principios y que esté apoyada por una fuerte mayoría en la Cámara de los Comunes", afirmó. Después de que el jueves May se entrevistara en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ambos aseguraron en un comunicado conjunto haber acordado que sus equipos "deberían mantener conversaciones sobre si se puede encontrar un camino que obtenga el mayor apoyo posible" en Londres y respete la postura de la UE. El escrito añadía que May y Juncker se citarían de nuevo antes del fin de febrero. En esa estrategia de nuevos contactos se enmarca la reunión de hoy entre Barclay y Barnier. Después de que el pasado 14 de noviembre la UE y el Reino Unido anunciaran haber pactado el acuerdo sobre la retirada británica del club comunitario, se esperaba que Barnier pasara a un segundo plano, mientras se ratificaba el documento en la Cámara de los Comunes y en otros parlamentos europeos como la Eurocámara. Sin embargo, el rechazo al texto en Westminster y la decisión de May de volver a Bruselas para renegociar la salvaguarda irlandesa, el principal obstáculo para que el pacto salga adelante en la Cámara de los Comunes, han obligado al político francés a recuperar el traje de negociador. En cualquier caso, en el comunicado de May y Juncker de la semana pasada, el presidente de la CE ya recalcó que la UE no renegociará el acuerdo de retirada, que incluye la salvaguarda irlandesa, aunque se mostró dispuesto a modificar la declaración política sobre la futura relación de la Unión Europea con el Reino Unido. Ese documento con las líneas generales sobre los vínculos que Londres y la UE desean establecer tras el "brexit" se podría modificar si el Gobierno británico apostara por una relación más próxima con los Veintisiete.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube