Aguasdigital

aguasdigital.com

Vida

Miércoles 14 de Noviembre de 2018

Actualidad

Aguascalientes
12°
C
Despejado
clima
12°C Despejado
Aguascalientes
12°
C
Despejado
clima
12°C Despejado
Miércoles 14 de Noviembre de 2018
VIDA | 21/10/2018 15:40

Smiths Falls, el pueblo canadiense centro mundial de la marihuana legal

Vista de una mujer con la bandera canadiense con la hoja de arce cambiada a hoja de marihuana frente a la sede de la compañía Canopy Growth, el mayor productor de marihuana del mundo, en la localidad de Smiths Falls (Canadá). EFE
Vista de una mujer con la bandera canadiense con la hoja de arce cambiada a hoja de marihuana frente a la sede de la compañía Canopy Growth, el mayor productor de marihuana del mundo, en la localidad de Smiths Falls (Canadá). EFE (Foto:EFE )
Toronto (Canadá), 21 oct (EFE).- La pequeña localidad canadiense de Smiths Falls se ha convertido en la capital mundial de la marihuana de la mano de Canopy Growth, el mayor productor de cannabis del mundo y con ambiciosos planes de expansión en todo el mundo. Antes incluso de que Canadá legalizara el pasado miércoles el consumo recreativo de la marihuana en todo el país, Canopy Growth era el mayor productor de cannabis del mundo con un valor de mercado de unos 11.000 millones de dólares estadounidenses. La compañía, inicialmente llamada Tweed, ha estado operando desde su fundación en 2014 produciendo marihuana para fines médicos gracias a que en 2001 Canadá legalizó su consumo terapéutico. Pero el gran salto en crecimiento se produjo después de que en octubre de 2015, el Partido Liberal de Canadá, liderado por el actual primer ministro, Justin Trudeau, ganó con mayoría las elecciones generales de ese año. Entre los principales puntos del programa electoral de los liberales estaba la legalización del consumo recreativo de la marihuana. El miércoles pasado, Bruce Linton, el fundador de Canopy Growth, reconoció a un reducido grupo de medios de comunicación que en cuanto se confirmó la victoria de Trudeau y los liberales, sabía que el negocio de la marihuana se expandiría rápidamente. "Sabíamos que no puedes ser reelegido si no cumples tus primeras promesas y eso fue lo que nos ayudó a concentrarnos en seguir adelante", confesó Linton. Para garantizar su crecimiento, Canopy Growth se hizo con una antigua factoría de chocolate que la multinacional estadounidense Hershey cerró en 2009 en Smiths Falls, un pequeño pueblo de unos 9.000 habitantes a una hora al oeste de Ottawa. Shawn Pankow, el alcalde de Smiths Falls, explica que tras el abandono de Hershey el mayor miedo de la población era la demolición de la fábrica que durante décadas había sido su principal sustento económico. Cuando Linton y su equipo les informaron de su intención de convertir la fábrica de chocolate en una planta de marihuana, Pankow nunca se imaginó el resultado de la apuesta. "El plan inicial era emplear a 100 personas y ocupar un tercio de la planta. Ahora emplea a casi 1.000 personas aquí y es el mayor productor mundial de marihuana. El futuro es increíble. Estamos entusiasmados. Necesitamos más gente trabajando aquí", afirmó el alcalde. En el interior de la planta las medidas de seguridad y fitosanitarias son extremas. Los visitantes se tienen que colocar ropa y protectores en el calzado para no contaminar. Tras pasar dos puertas herméticas, la primera sensación es el intenso olor a planta de marihuana. En las salas de la planta, los técnicos de Canopy Growth perfeccionan las distintas variedades de cannabis que han desarrollado en los últimos años y cultivan centenares de plantas en cámaras donde se controla hasta el extremo la luz y humedad del entorno. Además de los cultivos en el interior de la planta de Smiths Falls, Canopy Growth tiene otros nueve centros de cultivo en Canadá. Cada vez más, la empresa está evitando la producción dentro de edificios en favor de invernaderos, para reducir su impacto medioambiental. En Smiths Falls, Canopy Growth también cuenta con laboratorios para, entre otras cosas, desarrollar bebidas y productos comestibles con cannabis que en los próximos 12 meses serán legales en Canadá. Los directivos de la empresa reconocen que bebidas y productos comestibles son la "próxima frontera" del sector, con enormes posibilidades económicas. Tanto es así que, como reconoce a Efe el vicepresidente de comunicaciones de Canopy Growth, Jordan Sinclair, Constellation Brands, que produce bebidas alcohólicas como Corona, Modelo Especial y Negra Modelo, ha invertido 3.800 millones de dólares estadounidenses a cambio de un 38 % del productor de marihuana. "La relación con Constellation es doble. Por un lado es una relación estratégica: ellos saben más que nosotros sobre cómo añadir sabores, embotellar y distribuir bebidas. Pero también nos han dado 3.800 millones de dólares para nuestra expansión en todo el mundo", añadió. De momento, fuera de Canadá, Canopy Growth sólo se dedica a la producción e investigación de marihuana con fines terapéuticos. Pero como reconoció Linton, las cosas están cambiando rápidamente en todo el mundo. A preguntas de Efe, Linton explicó que Canadá tiene la oportunidad de demostrar al mundo cómo se pueden hacer de forma correcta las cosas y Canadá tiene la oportunidad de convertirse en el líder mundial de la marihuana. "Nunca hemos tenido una mejor posición de liderazgo en nada desde Graham Bell (el inventor del teléfono). La cuestión es si sabremos aprovecharlo", añadió. Julio César Rivas
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube