Aguasdigital

aguasdigital.com

Vida

Martes 13 de Noviembre de 2018

Actualidad

Aguascalientes
12°
C
Parcialmente nublado
clima
12°C Parcialmente nublado
Aguascalientes
12°
C
Parcialmente nublado
clima
12°C Parcialmente nublado
Martes 13 de Noviembre de 2018
VIDA | 16/10/2018 20:10

Avanza en el Congreso uruguayo la Ley Integral para Personas Trans

Vista general en la cámara de Senadores en Montevideo (Uruguay). EFE/Archivo
Vista general en la cámara de Senadores en Montevideo (Uruguay). EFE/Archivo (Foto:EFE )
Montevideo, 16 oct (EFE).- El Senado uruguayo aprobó hoy la Ley Integral para Personas Trans, una normativa que, entre otras cosas, busca mejorar el acceso al trabajo y la educación de esta población, como también en el acceso a la vivienda y generar facilidades para sus intervenciones quirúrgicas. La ley, que ahora deberá ser sometida a votación en la Cámara de Diputados, avanzó con el apoyo de 16 miembros de la coalición de izquierdas oficialista, el Frente Amplio (FA), y con el del integrante del opositor Partido Independiente (PI) Pablo Mieres. El Partido Nacional y el Partido Colorado no apoyaron esta iniciativa y la votación culminó con 17 votos afirmativos de los 29 senadores que estaban en sala. En ese sentido, la senadora del FA Daniela Payssé dijo a Efe que la aprobación de la ley es "un avance sustancial" en la agenda de derechos que se comenzó a actualizar a partir de la llegada de su partido al Gobierno. "Logramos un proyecto que nos satisface. Realmente fue un trabajo muy serio, muy responsable", consideró Payssé. En concreto, la ley establece facilidades para el cambio de nombre de las personas trans en el Registro Civil y obliga a los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, a los Gobiernos departamentales, a los entes autónomos y a otras oficinas públicas a destinar, por año, el 1 % de sus puestos de trabajo al sector. Además, el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional debe determinar un cupo "no inferior al 1 %" de sus programas de capacitación a las personas trans. Uno de los artículos, que despertó mayor polémica por parte de la opinión pública y en el Senado, es el que establece que los menores de 18 años no necesitan la autorización de sus padres para cambiar su nombre o recibir tratamiento hormonal. "Las personas menores de 18 años de edad deberán concurrir a realizar la solicitud de adecuación registral de nombre y sexo acompañadas de sus representantes legales, o acreditando el conocimiento de éstos de la realización del trámite, y, en todo caso, prestando su anuencia expresa al mismo", subraya la normativa. En caso de no obtener la autorización, el menor podrá recurrir a lo establecido en el artículo 110 del Código Civil y 404 del Código General del Proceso donde se debe tener en cuenta "el interés superior del menor". Otro artículo que muy criticado es el que dicta que las personas trans, nacidas antes del 31 de diciembre de 1975, que demuestren haber sido víctimas de violencia institucional o privadas de su libertad como consecuencia de las fuerzas de seguridad, tienen derecho a una reparación económica. Pese a ello, Payssé dijo que está de acuerdo con la totalidad del texto, ya que sigue los alineamientos internacionales de los derechos humanos. "Esto significa un cambio cultural, un procesamiento en la sociedad de terminar con el desprecio a las personas trans. Hay que deconstruir prácticas históricas de estigmatización, de discriminación y de exclusión. Esto conlleva esa tarea que tiene que ver con la aplicación de las políticas públicas y el discurso que tiene que ser inclusivo y no excluyente como ha sido con estas personas", sostuvo. Por su parte, el senador Mieres dijo a Efe que desde su partido decidieron votar la ley general ya que entienden que lo que hace es "afirmar derechos" de un sector que "ha sido muy perseguido, muy golpeado y muy discriminado". Sin embargo, Mieres explicó que votó en contra de algunos artículos que, a su entender, son "errores y abusos en la definición del proyecto". El PI, que tiene a Mieres como único representante en el Senado, decidió votar en contra de la posibilidad de que los menores puedan cambiar su nombre y recibir tratamiento de hormonas sin el consentimiento de sus padres. "A nosotros nos parece que no corresponde. Los menores de edad tienen que tener el consentimiento de sus padres para tomar decisiones que son muy importantes", apuntó. También fue contra la reparación económica y las cuotas establecidas para empleo y becas, ya que entiende que son "muy sobredimensionadas" respecto al tamaño de la población trans del país suramericano. Luego de la aprobación en el Senado, la ley pasa a diputados donde se especula que también contará con los votos del FA, que tiene mayoría parlamentaria, lo que garantizaría su aprobación definitiva y posterior promulgación por parte del Poder Ejecutivo de ese país.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube