Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Sábado 20 de Octubre de 2018

Actualidad

Aguascalientes
20°
C
Lluvia
clima
20°C Lluvia
Aguascalientes
20°
C
Lluvia
clima
20°C Lluvia
Sábado 20 de Octubre de 2018
MUNDO | 12/10/2018 09:40

La zona desmilitarizada en Idlib no es un lugar adecuado para los civiles, dice AI

Miles de personas participan en la manifestación organizada por la oposición siria en la localidad de Saraqeb, en la provincia norteña de Idlib. EFE/Archivo
Miles de personas participan en la manifestación organizada por la oposición siria en la localidad de Saraqeb, en la provincia norteña de Idlib. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Beirut, 12 oct (EFE).- La zona desmilitarizada establecida a partir del acuerdo alcanzado entre Rusia y Turquía para la provincia siria de Idlib y de otras zonas alrededor, cuya implementación será el 15 de octubre, está lejos de ser un lugar para proteger a los civiles, advirtió hoy la organización Amnistía Internacional (AI). Dentro de 72 horas la zona desmilitarizada en Idlib debería estar lista para que "los civiles puedan refugiarse en ella", aunque esta "se encuentra lejos de ser un lugar adecuado para protegerlos a todos ellos", afirmó la responsable de Investigación para AI, Anna Neistat, en una rueda de prensa celebrada hoy en Beirut. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, acordaron en la ciudad rusa de Sochi la creación de una franja de entre 15 y 20 kilómetros de ancho para dividir las posiciones de las tropas gubernamentales sirias y de la oposición armada respaldada por Turquía, la cual será patrullada por policías militares de los dos países. Tal y como anunciaron ambos mandatarios, los rebeldes debían retirar el armamento pesado, tanques y sistemas de artillería antes del 10 de octubre, mientras que la zona desmilitarizada quedará constituida el próximo día 15. El acuerdo ruso-turco evitó lo que parecía una inminente e inevitable ofensiva gubernamental sobre Idlib para recuperar el control de la misma, pero los temores de los civiles han resurgido después de la retirada del armamento pesado por parte de las facciones. "Una inmensa parte de los civiles quedarán damnificados, habrá destrucción, arrestos, desapariciones, y una cantidad enorme de desplazados", en caso de que ocurra la ofensiva, advirtió Neistat, una situación que asegura haber visto "antes en Alepo y en otras zonas controladas por los opositores". La provincia de Idlib, así como otras zonas en las provincias de Hama, Latakia y Alepo, están controladas por facciones rebeldes alzadas contra el Gobierno sirio del presidente Bachar al Asad, así como por otros grupos yihadistas e islamistas. "Quizás no es demasiado tarde para detener la ofensiva", aseveró la responsable de AI, ya que los rusos, aliados de Damasco, tienen "el suficiente poder de influencia sobre el Gobierno sirio para que cuando esta se produzca, se asegure que los civiles sean tomados en consideración" en un territorio en el que viven unas tres millones de personas. Por otro lado, el nuevo secretario de general de AI, Kumi Naidoo, quien estaba previsto que acudiera a la rueda de prensa, aunque su ausencia no fue justificada, ha regresado de su visita a la provincia siria de Raqa, la que fuera "capital" del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria y liberada hace el pasado 17 de octubre. Tras cuatro meses de ofensiva, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por milicias kurdas, arrebataron a los yihadistas su bastión en el país árabe, respaldados por la coalición internacional, liderada por Estados Unidos. Según las declaraciones de Naidoo, reproducidas en un comunicado de AI, "los ataques de la coalición Internacional" sobre Al Raqa dejaron "cientos de civiles muertos" y "decenas de miles de desplazados" que están regresando a una "ciudad completamente en ruinas".
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube