Aguasdigital

aguasdigital.com

Vida

Martes 18 de Septiembre de 2018

Actualidad

Aguascalientes
17°
C
Muy nublado
clima
17°C Muy nublado
Aguascalientes
17°
C
Muy nublado
clima
17°C Muy nublado
Martes 18 de Septiembre de 2018
VIDA | 15/08/2018 20:40

La Unicef pide más compromiso para combatir las causas de la migración en Mesoamérica

En un informe, la Unicef indicó que 68.409 niños y niñas migrantes fueron detenidos en México entre 2016 y abril de 2018, de los cuales el 91 por ciento fueron deportados a Centroamérica. EFE/Archivo
En un informe, la Unicef indicó que 68.409 niños y niñas migrantes fueron detenidos en México entre 2016 y abril de 2018, de los cuales el 91 por ciento fueron deportados a Centroamérica. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Panamá, 15 ago (EFE).- Unicef pidió hoy un mayor compromiso con el combate a las causas de la migración irregular en el Triángulo Norte Centroamericano, con medidas como más inversión de EE.UU. y México para ayudar a mitigar la pobreza y la violencia que impulsan a miles a huir de El Salvador, Honduras y Guatemala. El apoyo financiero a la lucha contra la pobreza y la violencia por parte de Estados Unidos y México, destinos de la masiva migración procedente de los países del Triángulo Norte, ayudaría más que "centrar sus recursos en las medidas punitivas del control fronterizo y la detención de migrantes". Así lo indicó el informe "Desarraigados en Centroamérica y México", publicado hoy por Unicef y que "muestra que los viajes desprotegidos y las expulsiones intensifican las causas profundas de la migración irregular y desplazamiento forzado". El documento es un llamado "para generar conciencia, movilizar solidaridad y generar compromiso en los Gobiernos, las sociedades, para que la migración de niños y niñas no sea una situación que produce y reproduce distintas escenas de las peores violaciones a sus derechos", dijo a Efe la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval. El escenario de la infancia que muestra el informe es devastador, con tasas de pobreza de entre el 44 y 74 por ciento para esa población, que además vive amenazada por las pandillas o maras, pues "los niños y niñas son víctimas de reclutamiento forzado, abuso e incluso asesinato" por parte de esos grupos criminales. En ese contexto, "el migrar, que es un derecho, se convierte en una pesadilla para estos niños y niñas, que salen en general hacia el norte, sea México o Estados Unidos, y se encuentran con que la ruta es tanto o más peligrosa que aquellas causas que lo llevaron a migrar", dijo Perceval. Unicef propone medidas para combatir las causas estructurales de la migración, entre ellas que los gobiernos "inviertan decididamente en sistemas de protección social para que los niños no se vean obligados a migrar, que se vean libres de toda forma de explotación y violencia", dijo la directora regional. Pero además de "aplicar mecanismos comprobados que puedan ayudar a aliviar las causas profundas de la migración", Unicef pidió "proteger a los niños y niñas durante el tránsito y en su destino". "En el camino se encuentran con los llamados coyotes, delincuentes que cobran cerca de 3.500 dólares por familia o 15.00 dólares en el caso de niños no acompañados, prometiéndoles llegar a un mundo mejor (...) se encuentran con múltiples formas de violencia que van desde abuso, violencia sexual, encierro", dijo Perceval. Por eso, "estamos haciendo este llamado para aumentar y fortalecer la coordinación en la región de Centroamérica y México para proveer una eficaz y efectiva acción consular, y servicios de protección a través de las rutas migratorias", añadió. El ente mundial indicó en su informe, de 25 páginas, que en México casi 60.000 niños migrantes estuvieron retenidos en centros de detención entre 2016 y 2017. Instó a los Gobiernos a establecer planes de acción que aumenten la cobertura y la calidad de las modalidades alternativas de atención y reemplacen la detención de niños inmigrantes. "Existen numerosas alternativas a la detención que resultan viables, como la atención basada en la comunidad, en albergues y en hogares de acogida", precisó. Unicef citó la política "cero tolerancia" de Estados Unidos, ya abolida, que resultó en 2.551 niños migrantes de cinco años en adelante y 102 menores de cinco años separados de sus padres en la frontera. Alertó que separar a las familias en el marco del control de la migración constituye una violación a los derechos de los niños, que quedan expuestos "aún más a la explotación y el abuso", por lo que instó "a los Gobiernos y a las autoridades a respetar la unidad familiar". Unicef pidió a los Gobiernos "evitar que se retorne a los niños a contextos en los que su integridad o sus vidas se vean amenazadas". En su informe, indicó que 68.409 niños y niñas migrantes fueron detenidos en México entre 2016 y abril de 2018, de los cuales el 91 por ciento fueron deportados a Centroamérica. "Como muestra este informe, millones de niños y niñas de la región son víctimas de la pobreza, la indiferencia, la violencia, la migración forzada y el temor a la deportación", señaló Perceval, y agregó que "el hecho de que se les devuelva a situaciones imposibles, hace más probable que vuelvan a emigrar". Giovanna Ferullo
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube