Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Domingo 20 de Mayo de 2018

Actualidad

Aguascalientes
20°
C
Soleado
clima
20°C Soleado
Aguascalientes
20°
C
Soleado
clima
20°C Soleado
Domingo 20 de Mayo de 2018
MUNDO | 21/04/2018 05:40

Desencanto entre opositores sirios tras el ataque de EEUU de hace una semana

Una fotografía tomada a través de la ventana de un autobús, muestra a personas caminando frente a un edificio destruido, en una ciudad no especificada en la provincia de Alepo (Siria). EFE/Archivo
Una fotografía tomada a través de la ventana de un autobús, muestra a personas caminando frente a un edificio destruido, en una ciudad no especificada en la provincia de Alepo (Siria). EFE/Archivo (Foto:EFE )
Beirut, 21 abr (EFE).- La oposición siria descartó hoy que el bombardeo de hace una semana por parte de EE.UU., el Reino Unido y Francia contra posiciones gubernamentales en el país árabe vaya a influir en la evolución del conflicto sobre el terreno y criticó que las potencias estén empleado el territorio sirio para medirse. La madrugada del sábado pasado, EE.UU., el Reino Unido y Francia dispararon decenas de misiles contra supuestas instalaciones para la producción y almacenamiento de armas químicas en Siria. Este bombardeo fue en represalia por el presunto ataque químico del 7 de abril contra Duma, una ciudad de las afueras de Damasco que en ese momento estaba bajo control rebelde y era blanco de una ofensiva gubernamental. Para el portavoz de la opositora Corriente del Mañana Sirio, Monzer Akbik, "el significado del bombardeo reside en que fue llevado a cabo por Occidente en un territorio de influencia rusa, lo que otorga a Occidente algo de peso en el asunto de Siria". Akbik se refería a la alianza entre el Gobierno sirio y Rusia, uno de los principales aliados internacionales del presidente Bachar al Asad, que está participando junto al ejército sirio en las operaciones militares con su aviación y efectivos sobre el terreno. Por otro lado, el opositor explicó en declaraciones a Efe por teléfono que no cree que la ofensiva occidental vaya a allanar el camino para encontrar una solución pacífica a la guerra en Siria, que el mes pasado entró en su octavo año. "El ataque (de EE.UU., el Reino Unido y Francia) fue limitado tanto en objetivos como en escala, con lo que no creo que vaya a cambiar las dinámicas de la contienda en el corto plazo", reflexionó. El grupo de Akbik, la Corriente del Mañana Sirio, es una formación opositora política y ha participado en algunas rondas de conversaciones de paz en Ginebra, auspiciadas por la ONU. Por su parte, el comandante general de la sala de operaciones del Ejército Libre Sirio (ELS) en Damasco y su periferia, Abu Zuheir al Shami, ha mantenido contacto con todas las partes durante las recientes negociaciones para alcanzar una acuerdo con las autoridades en Guta Oriental, antiguo feudo opositor de las afueras de la capital, y en conversaciones en el pasado. "Tras negociaciones con Rusia, EE.UU. e Irán hemos concluido que cada uno quiere golpear al otro y todos nos quieren junto a ellos", explicó Al Shami a Efe por internet. El dirigente opositor destacó que en ocasiones esos países les han pedido que les informaran de dónde estaban posicionadas y concentradas las fuerzas del otro e, incluso, les han suministrado armas "para golpear a los otros". A su juicio, "el conflicto real es una lucha para ver quién se queda con toda la tarta en Siria; esto se refleja en el conflicto entre los tres poderes, Rusia, EE.UU. e Irán". Al Shami consideró que "hay un acuerdo entre EE.UU. y Rusia para eliminar a Irán de la región, para que después la lucha sea solo entre Washington y Moscú". Por otro lado, el portavoz del grupo islamista la Legión de la Misericordia, Waiel Olwan, criticó el doble rasero de la comunidad internacional. "El tema de las armas químicas es la única condena internacional que puede venir hacia el régimen (sirio), es la línea roja, mientras que, en realidad, el criminal Al Asad y sus seguidores usan todo tipo de armas prohibidas internacionales, como fósforo blanco y barriles de explosivos, que emplean de manera indiscriminada contra zonas donde hay civiles", recordó. Por ello, Olwan hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que proteja a los civiles y se detengan todos "los crímenes de Al Asad, no solo los ataques químicos". De acuerdo a los datos de la Defensa Civil Siria, una organización que presta labores de rescate en áreas fuera del control del Gobierno y apoyada por EE.UU., al menos 42 personas perdieron la vida por el presunto bombardeo químico del pasado 7 de abril en Duma, la mayor de Guta Oriental. Frente a estos datos, unos 1.745 civiles, entre ellos 371 menores, fallecieron en Guta Oriental por los ataques aéreos y de artillería con armas convencionales durante la ofensiva del ejército sirio iniciada en la región a finales de febrero y que ha durado un mes y medio. Susana Samhan
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube