Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Martes 19 de Junio de 2018

Actualidad

Aguascalientes
16°
C
Nublado
clima
16°C Nublado
Aguascalientes
16°
C
Nublado
clima
16°C Nublado
Martes 19 de Junio de 2018
MUNDO | 14/03/2018 11:10

Salvini se abre a un posible Gobierno con el M5S que desbloquee Italia

El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, llega a una rueda de prensa en el Club de Prensa Exranjera en Roma (Italia) hoy, 14 de marzo de 2018. EFE
El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, llega a una rueda de prensa en el Club de Prensa Exranjera en Roma (Italia) hoy, 14 de marzo de 2018. EFE (Foto:EFE )
Roma, 14 mar (EFE).- El líder de la coalición de derechas y de la Liga Norte (LN), Matteo Salvini, se abrió hoy a la posibilidad de pactar un Gobierno con el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), el más votado en solitario, para salir del desbloqueo político en Italia. "Estamos trabajando para dar un Gobierno a este país con un programa de centroderecha abierto a aportaciones, contribuciones y propuestas, pero no a cambios radicales", aclaró Salvini en un encuentro con la prensa extranjera en la capital italiana. Sin embargo, el líder de la ultraderechista LN, preguntado por si pactaría con el M5S, citó como única excepción al Partido Demócrata (PD, centroizquierda), que ha gobernado el país el último lustro. "Sería inconcebible implicar a quien ha perdido", señaló. De las elecciones generales del 4 de marzo emergió un cuadro muy fracturado en el que ningún partido obtuvo mayoría para Gobernar, ni la alianza de derecha ganadora ni el M5S, por lo que son necesarios los pactos, algo a lo que el PD ya se ha mostrado contrario. En la búsqueda de estas posibles alianzas, Salvini, que aclaró que habla en nombre de toda su coalición, que integra también al ex primer ministro Silvio Berlusconi, señaló que el objetivo es "crear un Gobierno con una sólida mayoría política". Para ello, avanzó que primero deberán recibir el encargo de formar Gobierno por parte del jefe del Estado, Sergio Mattarella, y después propondrán al Parlamento un programa en el que ya están trabajando. Quien quiera gobernar con él deberá comprometerse a acabar con la Reforma de las Pensiones de 2011, que pospone la edad de jubilación, a reducir los impuestos al 15 % y a hacer de Italia un país más federal y menos burocrático, entre otras cosas, puntualizó. Ni siquiera puso como condición "sine qua non" ser primer ministro: "No tengo la fijación de hacer de presidente del Consejo de Ministros a toda costa, pero haré lo humana y democráticamente posible para respetar el mandato de los electores", avanzó. La primera prueba de los equilibrios del nuevo Parlamento tendrá lugar previsiblemente el próximo 23 de marzo, cuando se deberá votar a los presidentes de la Cámara de los Diputados y del Senado. Salvini explicó que emprenderá desde este miércoles contactos con el resto de partidos para repartir las presidencias del Legislativo, que los analistas apuntan a que estarán en manos de la derecha y del M5S. En cualquier caso el objetivo es restablecer el orden político y evitar unas nuevas elecciones, previsibles en caso de que no haya un acuerdo entre la LN y el M5S, dada la negativa del PD. "Nunca he tenido miedo a someterme al voto (...), pero esperemos que los italianos no deban volver mañana por la mañana a las urnas, porque de ser así se cansarán", pronosticó el político derechista. El líder del M5S, Luigi di Maio, habló el martes con la prensa extranjera y pidió responsabilidad a sus rivales para dar un Gobierno al país lo antes posible, pero puso como condición que sea su equipo el que sea aupado al Ejecutivo por el resto de fuerzas. Salvini aclaró que no ha mantenido contacto alguno con Di Maio y señaló que entre sus dos partidos existe únicamente "una diferencia cultural de fondo" basada en la idea que tienen para fomentar el desarrollo. Una posición bien diversa a la manifestada por Berlusconi, quien hizo campaña por su Forza Italia pese a su inhabilitación política para afrontar el que según él es la gran amenaza para el país, el M5S, equiparables a los comunistas de su debut político, en 1994. En el encuentro con los periodistas, Salvini también abordó la política exterior que impulsaría en el Gobierno y opinó que en la Unión Europea "deben estar contentos y no asustados", porque, con sus reformas, "Italia volverá a ser protagonista". Sus planes pasan por una reducción de impuestos que debería llevar a una caída de la deuda pública y apuntó que, si para ayudar al crecimiento es preciso superar "por un cero coma" el Pacto de Estabilidad europeo, lo hará sin miramientos. En materia migratoria, principal centro de sus ataques en los últimos años, dijo que se comprometerá a salvar vidas en el Mediterráneo pero entablará acuerdos con países africanos para detener la salida de inmigrantes y acelerará las repatriaciones. "Italia no puede ser un campamento de refugiados", apuntó. Por último, volvió a tener palabras de elogio hacia el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y con la Rusia de Vladímir Putin, aunque dijo que en este último caso su visión podría cambiar si se confirma que el Kremlin estuvo detrás del envenenamiento del doble espía Serguéi Skripal en Londres.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube