Aguasdigital

aguasdigital.com

Vida

Lunes 18 de Junio de 2018

Actualidad

Aguascalientes
18°
C
Lluvia
clima
18°C Lluvia
Aguascalientes
18°
C
Lluvia
clima
18°C Lluvia
Lunes 18 de Junio de 2018
VIDA | 12/03/2018 14:40

Cardenal chileno hace llamado a Piñera a terminar con pobreza y desigualdad

El presidente de Chile, Sebastián Piñera (i), acompañado de su esposa Cecilia Morel (c) y el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati (d), se retira tras asistir a una homilía en la Catedral Metropolitana de Santiago (Chile). EFE
El presidente de Chile, Sebastián Piñera (i), acompañado de su esposa Cecilia Morel (c) y el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati (d), se retira tras asistir a una homilía en la Catedral Metropolitana de Santiago (Chile). EFE (Foto:EFE )
Santiago de Chile, 12 mar (EFE).- El Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, que presidió hoy una homilía en la que estaban el presidente Sebastián Piñera y sus ministros, pidió a las autoridades "terminar con la pobreza y la desigualdad en el país, así como ofrecer protección a los menores de edad desvalidos". "La pobreza que, aunque ha disminuido, sigue afectando todavía una parte importante de la población", enfatizó Ezzati en una oración ecuménica por el pueblo de Chile, en el primer día de Piñera como nuevo mandatario del país. El cardenal chileno afirmó que es preocupante "la creciente inestabilidad matrimonial y la situación desmejorada de la mujer" al tiempo que señaló que es importante "acompañar a los jóvenes en la realización de sus grandes ideales y la urgencia de ofrecer a los menores de edad desvalidos, protección y educación de calidad". El arzobispo de Santiago sostuvo que el país no puede cerrar los ojos frente a quienes reclaman una digna y pronta atención para su salud y a los privados de libertad. Mencionó a los adultos mayores, cada vez "más numerosos", a los miles de inmigrantes en busca de horizontes mejores y de forma especial "a nuestros hermanos mapuches y a otros pueblos originarios". En este sentido, Ezzati recordó que le llamó fuertemente la atención del juicio de un experto mundial en economía que, en vísperas de Navidad, aseveró que la globalización, sin reglas, ha enriquecido aún más a las multinacionales, ha pagado menos la obra de mano, ha empobrecido a la clase media de los países occidentales y ha marginado a no pocos trabajadores. "Y con fuerza de un profeta secular, denunciaba el escándalo que significa el hecho que los ocho hombres más ricos del mundo son poseedores de la misma cantidad de dinero que deben repartirse 3.600 millones de pobres", subrayó el jefe de la Iglesia católica chilena. En la parte conclusiva de sus palabras, el cardenal volvió a citar la carta de los obispos que participaron en la pasada Conferencia Episcopal de Chile: "La felicidad de Chile, hogar de todos y todas, dependerá del esfuerzo que juntos despleguemos, unos a favor de otros, por el bienestar común, por la dignidad de cada uno y cada una, especialmente de los más vulnerables entre nosotros". Terminada la homilía, representantes de las diversas confesiones cristianas oraron por el presidente de la República, los jóvenes y niños, los pobres, los enfermos, las familias, los trabajadores y empresarios, las diversas etnias y por las naciones hermanas. Después del saludo de la paz, representantes de las comunidades judía y musulmana adhirieron a la oración por el Gobierno y el país.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube