Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Jueves 15 de Noviembre de 2018

Actualidad

Aguascalientes
10°
C
Soleado
clima
10°C Soleado
Aguascalientes
10°
C
Soleado
clima
10°C Soleado
Jueves 15 de Noviembre de 2018
MUNDO | 01/02/2018 12:10

La OIM pide que el Congreso de EE.UU. evite la desintegración familiar por fin de TPS

Jorge Peraza, jefe de misión de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM). EFE/Archivo
Jorge Peraza, jefe de misión de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM). EFE/Archivo (Foto:EFE )
San Salvador, 1 feb (EFE).- El jefe de la misión para el Triángulo Norte de Centroamérica de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Jorge Peraza, dijo a Efe que el Congreso de EEUU debe evitar la desintegración familiar de unos 190.000 salvadoreños acogidos al TPS. Peraza señaló en una entrevista con Efe que entre las familias de esos salvadoreños, que quedarán a la sombra de la deportación en 2019 con el fin del estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés), están más de 196.000 hijos con nacionalidad estadounidense que, de no existir otra forma de regular la situación migratoria de sus padres, vivirán el drama de la separación. "Debiera ser el principio de una legislación migratoria proteger a esas unidades familiares (...) porque estamos hablando de familias mixtas, que incluyen a estadounidenses", señaló el representante de la OIM. Aseguró que otra de las preocupaciones del organismo es que estos miles de salvadoreños, que "seguramente sufrieron una desintegración familiar" al salir de su país hace más de 20 años por la pobreza y una guerra civil, "ahora tengan que enfrentar situaciones similares, con consecuencias en materia de derechos humanos". "Son familias mixtas que se ven en un cruce de políticas migratorias que, desde el punto de vista humanitario, deberían servir para resolver y atender las necesidades de la gente y no incidir de manera negativa", apuntó el delegado del ente adscrito a la ONU. Añadió que estos jóvenes nacidos en el país norteamericano, que poseen la nacionalidad estadounidense y salvadoreña, necesitan una legislación que "les garantice la unidad familiar", porque sus padres "han vivido mucho tiempo en los Estados Unidos y necesitaban acceder a otro tipo de regularización". Peraza apuntó que buena parte del futuro de los 190.000 salvadoreños con Estatus de Protección Temporal descansa en la resolución que la Administración de Donald Trump y el Congreso estadounidense den a los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Explicó que el DACA, que protege de la deportación a los jóvenes que llegaron al país siendo niños, es el programa suspendido por Trump en el que se tiene "más consenso de que sí debería buscarse una solución definitiva". "Creo que nos va a servir de indicador para ver si habrá una apertura mayor o menor a negociar soluciones alternas en Estados Unidos para los migrantes", apuntó Peraza, quien también señaló que el "diálogo político entre republicanos y demócratas es muy complicado" en materia migratoria. El funcionario de la Organización Internacional para las Migraciones sostuvo, además, que de no darse una reforma migratoria que beneficie a los más de 190.000 salvadoreños con Estatus de Protección Temporal, el país centroamericano debe preparar las condiciones para recibir a los que retornen. Apuntó que los salvadoreños "tienen un abanico de opciones" ante una posible falta de acuerdo, que van desde la regularización "por otras vías", regresar al El Salvador "de manera voluntaria", la búsqueda de terceros países, volver de manera forzada y que, incluso, algunos buscarían optar por quedarse irregularmente. Según el Gobierno salvadoreño, unos 38.000 compatriotas pueden buscar una residencia permanente sin la necesidad de una reforma migratoria, mientras que un estudio de remesas de la OIM estima que el 33,9 por ciento de los migrantes con Estatus de Protección Temporal tiene la intención de invertir sus ahorros en El Salvador. El jefe de la misión de la organismo para las migraciones subrayó que el posible regreso de los salvadoreños también podría aportar beneficios para El Salvador por las habilidades adquiridas en el mercado laboral estadounidense. "Cuando analizamos en la historia situaciones en las que algunos gobiernos o regímenes han decidido expulsar migrantes o personas foráneas, comprobamos que esto incidió en dinamizar la sociedad de origen porque traen nuevos conocimientos", acotó Peraza. Según la agencia de calificación de riesgo Moody's, cerca del 20 por ciento de los salvadoreños que mandan remesas a su país tienen Estatus de Protección Temporal, y sus envíos suman unos 600 millones de dólares al año, que equivalen el 10 por ciento del total de estas divisas y el 2,2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). El Gobierno de Trump anunció el pasado 8 de enero la suspensión del Estatus de Protección Temporal para los salvadoreños en septiembre de 2019, pese a las intensas gestiones de funcionarios salvadoreños y de organizaciones de la sociedad civil. En su primer discurso sobre el Estado de la Unión el pasado 30 de enero, Trump pidió a los demócratas y republicanos que trabajen juntos en el Congreso para aprobar una reforma migratoria y crear un "sistema migratorio seguro, moderno y legal". Hugo Sánchez
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube