Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Lunes 23 de Octubre de 2017

Actualidad

Aguascalientes
24°
C
Despejado
clima
24°C Despejado
Aguascalientes
24°
C
Despejado
clima
24°C Despejado
Lunes 23 de Octubre de 2017
MUNDO | 12/10/2017 12:10

Líderes indígenas de Brasil piden fin del "genocidio" de indios no contactados

El portavoz y chamán indígena brasileño Davi Kopenawa Yanomami. EFE/Archivo
El portavoz y chamán indígena brasileño Davi Kopenawa Yanomami. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Río de Janeiro, 12 oct (EFE).- Tres de los más importantes líderes indígenas de Brasil pidieron hoy el fin del que llamaron "genocidio" promovido por el Gobierno contra las etnias que viven aisladas en el mayor país de América Latina sin contacto con la civilización. "Un genocidio está aconteciendo en nuestro país. El Gobierno nos está destruyendo, a los pueblos indígenas, los primeros pueblos de nuestro país. Nuestros parientes no contactados, que viven en el corazón de la selva, sufren ataques y mueren", según un mensaje de los tres líderes indígenas reproducido hoy en su página en internet por la organización no gubernamental Survival International. La denuncia divulgada en el día en que se conmemora el llamado Día de la Resistencia Indígena lleva la firma de Davi Kopenawa Yanomami, chamán y líder de los yanomami; Raoni Metuktire, líder de los kayapó, y Sonia Bone Guajajara, dirigente de la etnia guajajara. Para estos líderes, los ataques contra los derechos indígenas que el Gobierno brasileño supuestamente viene concertando con latifundistas y con congresistas que defienden los intereses de los productores rurales suponen un "genocidio", especialmente contra los pueblos no contactados, que son los más vulnerables. La gubernamental Fundación Nacional del indio (Funai), que cuenta con un organismo especial para los indios aislados y de reciente contacto, dice tener indicios de la existencia de al menos 107 de estas comunidades en la Amazonía. "En nombre del dinero y el poder están robando nuestras tierras, quemando nuestras selvas, contaminando nuestros ríos y devastando nuestras comunidades", según el manifiesto de los líderes. Pero, agrega la nota, "no nos silenciarán. No queremos que las riquezas de nuestras tierras sean robadas y vendidas. Desde los tiempos de nuestros primeros antepasados hemos cuidado nuestras tierras. Protegemos nuestra selva porque ella nos da la vida". Los líderes afirmaron que, en defensa de sus intereses, los cerca de 200 pueblos indígenas de Brasil decidieron unirse para protestar pero también para pedir ayuda a la comunicad internacional. "En este momento de crisis les necesitamos. Por favor, digan a nuestro Gobierno que nuestra tierra no puede ser robada", pidieron. Según Survival, los activistas indígenas de Brasil consideran que la política del Gobierno del presidente Michel Temer es la "peor en dos generaciones" para los indios. Entre otras medidas del Gobierno que afectan los intereses de los indios la organización no gubernamental cita las reducciones presupuestarias para la Funai, que dejan "muchas tribus expuestas mortalmente a la violencia de los foráneos y a enfermedades como la gripe o el sarampión frente a las que no tienen inmunidad". Igualmente cita el aumento de la violencia contra los indios y la denunciada matanza en agosto, aún no confirmada oficialmente, de 10 miembros de una etnia no contactada en la región amazónica del Valle de Javarí por parte de mineros artesanales. "El Gobierno está decidido a menoscabar los derechos indígenas en todo el país. Deliberadamente, está dejando abiertos los territorios de los indígenas aislados a invasiones con pleno conocimiento de las muertes y del sufrimiento que inevitablemente resultarán de ello", asegura el director de Survival International, Stephen Corry. "Lo que sucede en Brasil es una crisis humanitaria urgente y trágica, y la comunidad internacional debe respaldar a los líderes indígenas y a quienes en Brasil piden el fin de la persecución", agregó el activista de la organización internacional. Según un informe divulgado este mes por el Consejo Indigenista Misionario (CIMI), organismo vinculado al Episcopado de la iglesia católica en Brasil, al menos 118 indios fueron asesinados en el país en 2016, y, aunque la cifra fue menor a los 137 casos de 2015, los derechos y la propia vida de los indígenas continúan bajo amenaza. El organismo religioso dijo haber constatado 23 intentos de asesinato, 10 casos de amenazas de muerte, 11 de lesiones corporales dolosas, 17 de racismo y otros 13 de violencia sexual. Para el CIMI, "los retrocesos políticos que azotan a la mayoría de los brasileños tuvieron como uno de sus focos la apropiación de tierras ancestrales de los pueblos indígenas".
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube