Aguasdigital

aguasdigital.com

Vida

Viernes 28 de Julio de 2017

Actualidad

Aguascalientes
20°
C
Despejado
clima
20°C Despejado
Aguascalientes
20°
C
Despejado
clima
20°C Despejado
Viernes 28 de Julio de 2017
VIDA | 13/07/2017 06:10

La educación matemática en Iberoamérica: entre las TIC y el reciclaje

Alumnos durante un examen. EFE/Archivo
Alumnos durante un examen. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Madrid, 13 jul (EFE).- Las nuevas tecnologías se imponen en la enseñanza de las matemáticas en Iberoamérica, aunque las escuelas con menos recursos aguzan el ingenio y optan también por los materiales reciclados para acercar esta ardua materia a los alumnos. Poliedros hechos con latas, formas geométricas de papiroflexia o los tradicionales ábacos se han convertido en los últimos años en los mejores aliados para las escuelas más modestas, donde, en muchas ocasiones, no hay acceso a ordenadores, aplicaciones móviles o tabletas. Encontrar una hoja de ruta para la enseñanza de matemáticas en la región se ha convertido en una de las principales tareas de los cerca de 1.600 asistentes al VIII Congreso Iberoamericano de Matemáticas (CIBEM), que se celebra estos días en Madrid. Los docentes, que proceden de dieciséis países iberoamericanos, se dan cita en este foro para la reflexión y el debate, que busca mostrar la belleza de las matemáticas y hacerlas así accesibles al público. "Es fundamental incorporar la tecnología en la sociedad, pero evidentemente, cuando las condiciones no son favorables hay que convivir con el resto de recursos", cuenta en una entrevista con Efe el secretario general de la Federación Iberoamericana de Profesores de Matemáticas, el español Agustín Carrillo de Albornoz. Para Carrillo de Albornoz, el reto al que se enfrentan los docentes de esta asignatura es el de "encontrar materiales accesibles para cualquier país independientemente de su nivel económico". El libro de texto ha sido tradicionalmente el principal apoyo de estos profesores, ya que, según el catedrático, "da la seguridad de tener una guía a seguir, aunque deja poco lugar a la imaginación de los profesores". La investigadora peruana María del Carmen Bonilla es un ejemplo de docente que se aleja de los manuales para encontrar nuevas formas de enseñar matemáticas a las comunidades indígenas del país. Desde el año 2014, Bonilla trabaja en un programa de educación dirigido a estudiantes de los pueblos originarios del Perú, a los que enseña esta materia, en la que, según constató, tenían "muchas deficiencias por los procesos de enseñanza de las comunidades rurales". Para esta tarea, a la docente se le ocurrió usar la Geometría Dinámica, un software con el que los alumnos se mostraron muy hábiles y que les permitió reproducir los diseños de sus culturas usando conceptos matemáticos, según explica a Efe. A raíz de esa experiencia, diseñó un proyecto de investigación con el que viajaron a las comunidades para identificar dentro de sus actividades diarias cuáles eran las nociones matemáticas que utilizaban. "En general, las comunidades usan conceptos matemáticos de manera inconsciente, tanto para elaborar sus diseños, como para tejer o construir sus casas", afirma. El profesor de matemáticas e investigador mexicano Eduardo Basurto Hidalgo apuesta por las nuevas tecnologías para motivar a los estudiantes y hacer que superen "sus inseguridades y falta de autoestima en esta materia". "La enseñanza de las matemáticas en Iberoamérica está cambiando y busca formas más eficientes de llegar a los alumnos", señala Basurto, quien propone sistemas de enseñanza más centrados en los estudiantes y útiles para sus actividades diarias. "Los cálculos muy grandes o muy engorrosos han quedado obsoletos y ahora se busca desarrollar ideas relacionadas con la variación, que permitan entender un poco mejor el contexto que rodea a los individuos", afirma. No obstante, y a pesar de los avances en la metodología de enseñanza de las matemáticas, todos los docentes consideran que se ha producido un importante descenso en las vocaciones científicas, una brecha que se acentúa en el caso de las mujeres. Carrillo de Albornoz culpa de esta caída a las leyes educativas que "no forman a los alumnos" y a la falta de inversión en programas de ciencia. "No estamos haciendo que los alumnos vean a las matemáticas útiles y además son difíciles, por lo que se decantan por otras vocaciones", concluye. Edurne Morillo García
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube