martes 18 de enero de 2022 Now15°C

El deporte profesional no se entiende sin patrocinios

Redacción3 enero, 20223min
Deporte Publicidad
Cada vez es más necesario que compañías punteras de primer orden mundial fijen en su hoja de ruta esponsorizar a un determinado equipo o deporte de élite.

La moda va por barrios y dependiendo del año o la época en la que nos encontremos será mayor la expectación que genere uno u otro deporte. De hecho, en este último año tenemos la prueba en la Fórmula 1. En las pasadas temporada, la categoría reina del automovilismo mundial había perdido enteros en cuanto a competitividad e igualdad. Eso se traducía en una pérdida de expectación notable que alejaba a los espectadores de sus pantallas de televisión, y que se traducía en una merma de ingresos notable por parte de las escuderías.

Esta campaña toda esa realidad del “Gran Circo” ha cambiado, viviendo una de las temporadas más emocionantes de la historia que se ha decidido en la última curva del último Gran Premio en favor de Max Verstappen. Esta emoción y expectación no ha pasado desapercibida para las marcas más punteras de sus mercados a nivel mundial, ya que muchas de ellas darán el salto a la Fórmula 1 el año venidero.

Son muchas las compañías que lucirán su logo por el paddock. Incluso las más privilegiadas, llenarán de color los nuevos monoplazas que llegarán junto con la nueva reglamentación. Son muchos los acuerdos que se han ido formalizando en estos últimos días, incluido el de Party Casino y Mclaren que unen sus fuerzas para llegar a lo más alto en sus nichos. La escudería británica intentará ofrecer un coche a sus pupilos acorde a su calidad,

Los esfuerzos de toda la organización de la Fórmula 1 pasaban por que la competición volviera a tener alicientes. Millones de personas en todo el planeta se han vuelto a enganchar a este deporte, ya que algunos de los mejores pilotos de la historia siguen en activo para alegría de todos los aficionados.

Las nuevas normas a las que deberán hacer frente las escuderías, sobre el papel, harán que las fuerzas se igualen, teniendo un lado positivo también desde el lado de vista económico y de audiencias de televisión. Todo ello no pasa desapercibido para las marcas a la hora de hacer un desembolso tan grande para estar presentes en el Mundial. esa cuantía presupuestaria estará más que amortizada, ya que serán grandes masas sociales los que conozcan de propia mano el logo de ese patrocinador e incidirán en su modelo de negocio.